lunes, 17 de septiembre de 2012

Las desaparecidas de Querétaro y las cifras maquilladas VERÓNICA ESPINOSA 15 DE SEPTIEMBRE DE 2012

De dos años a la fecha Querétaro se ha convertido en una especie de agujero negro para las adolescentes. El número de muchachas de entre 13 y 16 años que simplemente “desaparecen” ha aumentado exponencialmente a partir de 2010. Y en lugar de investigar y atender el problema, las autoridades locales falsean las cifras, criminalizan a las víctimas y se escudan en una ley ambigua para justificar su inacción. Son las familias de las desaparecidas y organismos de derechos humanos los que se dan a la tarea de averiguar qué pasa… Todo apunta a la operación de una red de tratantes de mujeres.
QUERÉTARO, QRO.- El número de mujeres jóvenes desaparecidas en esta entidad se ha multiplicado en años recientes mientras la Procuraduría General de Justicia de Querétaro (PGJQ) “maquilla” la información para tratar de mostrar la cara de una entidad segura.
En su portal de Internet la PGJQ publica las fichas de cuatro varones menores de edad, cinco hombres adultos, tres mujeres adultas y 15 jovencitas, todos en calidad de extraviados, pero el procurador local, Arsenio Durán Becerra dijo a organizaciones civiles que este año tiene “reportes activos” de 53 mujeres desaparecidas, de las cuales 48 son menores de edad.
Durán presentó estos datos en una reunión de organizaciones defensoras de los derechos humanos con funcionarios de varios estados para revisar el seguimiento a las recomendaciones internacionales por el caso Campo Algodonero.
“Quién sabe hasta cuándo las autoridades estatales podrán sostener esa imagen de que en Querétaro no pasa nada. Los queretanos nos estamos dando cuenta de que sí pasa, de que la violencia también nos alcanza, de que ocurren cosas; hay mujeres asesinadas, hay mantas de grupos delictivos mientras todo el tiempo el discurso oficial es que son casos aislados, que aquí no hay violencia”, dice a Proceso la coordinadora en Querétaro de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México (Ddeser), Lluvia Cervantes Contreras.
Alude a las tres mantas que el miércoles 12 aparecieron en el municipio de Corregidora supuestamente firmadas por Los Zetas, en las que se propone una tregua a Los Caballeros Templarios, grupo que ya ha dado señales de presencia en Querétaro.
La activista alerta sobre el hecho de que según datos de la PGJQ –obtenidos mediante solicitudes de información gubernamental– “se está advirtiendo la desaparición de chicas de entre 13 y 16 años”.
En octubre de 2010 desaparecieron siete menores de edad –todas mujeres– en un periodo de 10 días. “Aparentemente después de eso no hubo nuevos casos hasta julio de este año, cuando desaparecieron otras siete. Y a principios de este mes la Procuraduría publica en el portal otro número igual de casos, pero resulta que estas niñas habían desaparecido entre 2009 y 2010”, detalla Cervantes.
Con este manejo de la información las dudas sobre lo que realmente ocurre son muchas, dice. La actualización de datos que publica la Procuraduría es confusa, agrega, pero se advierten patrones al revisar los perfiles de las jóvenes desaparecidas; incluso esa institución advierte acerca de la posibilidad de que las muchachas hayan caído en manos de tratantes de personas para la explotación sexual o laboral.
“Observamos la dinámica nacional de las redes de trata que operan en el país. Hace poco la CNDH dio a conocer varias estadísticas que nos indican que no son casos aislados que sólo pasan en Ciudad Juárez o en el Estado de México, sino que son redes que operan para la trata de personas en muchas partes. No podemos pensar que Querétaro es un caso aislado”, advierte.
Los familiares de estas jóvenes, por su parte, entran en la misma dinámica que se ha descrito ante tantos otros casos en otras regiones del país: Hacen el trabajo de las autoridades, siguen pistas, buscan a las jóvenes con sus amigos o en las redes sociales.
No ayuda que, al menos en las escasas fichas que divulga el portal de internet de la PGJQ, a varias de ellas se les etiquete como “rebeldes” o “con problemas de conducta” o se describa que “es la tercera vez que se va de su casa”; detalles “agregados” recientemente.
“Esto es violencia oficial”, dice Cervantes: “En cada foto que vemos la explicación que se pone del momento en que desapareció esa chica tiene que ver con que es muy rebelde, tiene problemas de conducta. Y en un país con un contexto de violencia hacia las mujeres, esta violencia se oficializa, las culpables son las mismas mujeres: Si te golpea tu pareja es porque algo hiciste para que te lo merecieras y si desapareces es porque tenías una conducta rebelde”.
La entrevistada rechaza tajante esos juicios de valor. “El trabajo de la Procuraduría tendrá que ser apegarse a la ley y a la objetividad, no juzgar por qué se fueron”.
Aunque prevalece el pesimismo en cuanto a la modificación de esas posturas oficiales, pues lo mismo ocurre en el ámbito legislativo y en el gobierno estatal, donde no se ha terminado de instrumentar cabalmente la ley de atención a mujeres víctimas de violencia.
Querétaro es una entidad que aún no tipifica el delito de feminicidio. “Algunas organizaciones de la sociedad civil han tratado de poner sobre la mesa esta tipificación, pero la Legislatura que está por irse no abordó el tema”, lamenta Cervantes y el panorama para la siguiente no es más alentador, dice. El próximo Congreso sólo tendrá dos diputadas.



Síguenos en twitter @radioamlo


TESTIMONIO DE UNA REPRESIÓN Y DETENCIÓN ILEGAL

Paul Castañeda
Se les pide muy atentamente, a todos los que vean este mensaje, por favor si pueden compartirlo con sus amigos, nada mas es un "copy-paste" en sus muros, y obviamente que lo lean. Muchas gracias.

TESTIMONIO DE UNA REPRESIÓN Y DETENCIÓN ILEGAL

Lo que ví y me sucedió el día 15 de septiembre. Eran las 9pm cuando mi familia y yo nos dirigíamos a dar el grito en el XX ayuntamiento. Llegamos, mi papá se estacionó, y nos bajamos. Yo traía una cámara, con una liga amarrada a la mano, porque sabía que habría represión y quería filmar todo lo que fuera posible. Mi hermano traía una cartulina doblada color café que decía “MÉXICO SIN PRI” escondida. Mis padres sólo iban a festejar.
Mi hermano y yo nos separamos y fuimos a la entrada, donde estaban manifestándose los vendedores ambulantes que fueron víctimas de represión, abuso de autoridad por parte de policías municipales, uso excesivo de la fuerza pública y robo. Tomé fotos de sus cartulinas, platicamos con algunos y compré una bandera de México por $30. Entramos al evento. En la entrada había alrededor de 10 policías municipales y unos cuantos más vestidos de negro. Nos paseamos un rato buscando a los integrantes de #YoSoy132 para ver cuál era el plan. Nos compramos un dulce de tamarindo e hicimos tiempo mientras se hacían las 11 pm, cuando Pelayo daría el grito. En el templete había muchachas bailando danzas tradicionales mexicanas, con vestidos folclóricos y un grupo musical las acompañaba.
Cuando dieron las 11pm, una voz femenina pidió que nos pusiéramos de pie. La gente se empezó a recorrer hacia enfrente. Se entonó el himno nacional. La voz femenina entonces presentó a las autoridades que estaban en el templete. Un señor leyó la declaratoria de Independencia. Después Pelayo tomó la palabra y empezó a dar el grito, nombrando a varios personajes de la Independencia. El plan era que en vez de contestar “¡Viva!” contestáramos “¡Sin PRI!” y así lo hicimos, en algunos lugares se escuchaba más una consigna que otra y viceversa. Yo agitaba mi banderita de $30. Al final cuando Pelayo empezó a sonar la campana, se oían consignas de “¡Fraude, fraude!” y chiflidos repetidamente y en varios lugares. En el puente se desplegó una manta muy grande que decía “#YoSoy132 Ensenada”. Los policías casi al instante comenzaron a movilizarse y rápidamente se divisaban arrestos muy violentos en la explanada, en el puente se notaban jaloneos. La gente se veía temerosa, y les abría el paso a los policías sin pensarlo dos veces. Abajo en la explanada vi dos arrestos, prendí la cámara y los empecé a seguir. El vídeo se puede encontrar en la siguiente liga: //www.youtube.com/watch?v=Dh2WgPDp0Pw
Aún así, lo describo. Un policía lleva a un muchacho, lo trae agarrado por el brazo. Se oye que el muchacho le dice: “Estamos en nuestra libertad de expresión”, el policía lo ignora y lo sigue llevando a la salida. Se escuchan las consignas “¡Fraude, fraude!” y “¡Fuera, fuera!”, yo le grito al policía “¡No violencia!” y el policía me voltea a ver pero sigue caminando. De repente salen atrás de mí cuatro policías llevando a dos muchachos, cada policía le agarra un brazo a un muchacho. Los sigo hasta la salida y accidentalmente detengo la grabación, pero la reanudo cuando ponen a los muchachos contra las patrullas de la policía, una ‘panel’ y ahí vuelvo a grabar. La continuación, aquí:http://www.youtube.com/watch?v=TwUcWmDlHKU
Un policía bastante joven con la cara sudando y respirando agitado me dice:
-No grabes mijo.
-¿Mande?
-Que no grabes.
-¿Por qué?
-Por favor.

Otro policía de mayor edad que estaba ahí, se acerca y me dice:
-Si quieres grabar, graba de ahí para allá (señala con su dedo índice una raya marcada en el concreto de la banqueta), de ahí graba lo que quieras.
-OK.
Me pongo en la raya que el policía me había señalado y sigo grabando alrededor de 20 segundos más. En eso llega un señor con camiseta gris y cinturón con pistola y todas esas cosas, con una mano me mueve la cámara y me la apaga, con la otra me intenta mover hacia adelante mientras me dice con extremada prepotencia: “¿Qué estás grabando? ¡Apaga tu cámara! ¿Qué estás grabando? ¡Apaga tu cámara, que apagues tu cámara!”, “ya la estoy apagando” le contesto con miedo y ya demasiado tarde, me arranca la cámara de la cuerda, se la embolsa, y sin dejar de empujarme me dice “Ponte ahí, ¡que te pongas ahí!”, y me avienta contra la patrulla. No me da tiempo de reaccionar, todo pasa muy rápido. Este señor utiliza una fuerza mínima, sinceramente nunca me lastimó, utilizó la fuerza suficiente como para intimidarme, pero lo mínimo como para lastimarme. Despego mi cabeza de la patrulla y él me vuelve a aventar la cabeza contra la patrulla, aunque lo hace con poca fuerza. Me siento intimidado y con miedo. Le hace señas al policía que me señaló la raya, éste le pregunta:
-¿A este?
-Sí, sí también.

El oficial que me había señalado la raya me dice que ponga las manos en mi cabeza y comienza a esculcarme, le digo que soy menor de edad pero me sigue esculcando. En eso me pasa a otro policía y en cuanto me pasa, llegan más policías con más arrestados, ahora con más violencia, uno que trae a tres encima, dos jalándolo de los brazos, “haciéndome palanca hacia arriba” como me diría el mismo muchacho más tarde, y otro empujándolo hacia abajo, uno de los que lo sujetaban del brazo le decía que se agachara, que pegara la cabeza al suelo, y él contestaba con dolor “Me estoy agachando, ¡me estoy agachando!”. El policía que me tiene ahora me pone contra otra patrulla, una ‘pick-up’, me dice que separe las piernas, que me ponga las manos en la cabeza, que entrelace los dedos y que los abra, me pone una mano en la espalda y con la otra me sostiene los dedos entrelazados, mientras me repite con una voz serena pero de autoridad “No te muevas mijo, no te muevas” varias veces. En ningún momento me muevo. Me dice “a ver, esto me lo vas a dar” y me quita mi bandera de México. Empiezan a lanzar los fuegos artificiales. Otro muchacho traía un tambor, y entre cuatro le intentaban arrancar su tambor de las manos, él no se dejaba y empezó a gritar de dolor, cuando los policías le dijeron “Bueno, coopera”, “Suelta el tambor, pues, suelta el tambor (con voz tranquilizadora)”, “Suéltalo, suéltalo”. A otro joven que lo tienen en el suelo, mientras lo sostienen entre tres policías, él dice con voz tranquila pero segura: “No violencia, no violencia”, luego llega otra policía, le pasa unas esposas a otra y ésta última se las pone al joven del suelo. Observo que hay dos o tres civiles ayudando a las autoridades municipales con miradas desafiantes y de arrogancia, desconozco si también son autoridades o simplemente civiles.
Cuando terminan de esposarlos, el segundo policía que me sostenía contra otra patrulla me empieza a esculcar, me pregunta mi edad y le contesto que tengo 17, me sigue esculcando. Me saca una bolsa de plástico de mi bolsillo y me pregunta:
-¿Esto qué es?
-Es un dulce.

Lo regresa a mi bolsillo. En eso, la oficial que había esposado al muchacho que decía “No violencia” le pregunta “¿es menor?”, “Sí”, le contesta el policía que me sostiene contra la patrulla, después me despega de la patrulla, y se da la vuelta junto conmigo, como si observara a su alrededor. Entre dos uniformados suben a una muchacha a un automóvil ‘pick-up’ color guinda, la esposan de una mano al automóvil, y la muchacha grita con la otra mano alzada y el puño cerrado: “¡Viva la democracia!”. “¿Es quince?” pregunta un oficial. Le contestan que sí y se la llevan. Empiezan a hablar en código cifrado entre ellos. Dice el oficial que me sostiene:
-Oye, ¿y qué hacemos con los “quinces”?

Le contesta otro:
-¿Ese es quince?
-Sí, me lo dio un 80 (refiriéndose a mí).
-Pues ahorita vemos.
-Oye pero me le hicieron (no recuerdo el número que dice) con la cámara.

Siguen hablando en código cifrado, no entiendo lo que dicen.
-¿A dónde va a ser el (número)?
-No sé, ¿quién trae patrullas? ¿Ya no quedan patrullas?
-Oye, ¿quién se va a hacer cargo? ¿Pero se van a hacer cargo? ¿Qué hacemos?
-¿Ya no hay patrullas?

Voltea conmigo y me dice “a ver, te vamos a poner aquí” y me suben a la primera patrulla, la tipo panel. “Tranquilito y cooperando nomás”, “Si cooperas no te va a pasar nada”, me dicen los oficiales; llegan dos policías con un señor y lo suben también conmigo, uno le dice a otro “éste es el organizador, éste es el que los estaba organizando”, cierran la reja y luego la puerta. Siento un tanto de miedo y nerviosismo por el lugar donde estamos, aislados, sin haber cometido delitos, para relajarme converso un poco con el señor:
-¿Y usted qué hizo?
-Estaba sosteniendo la manta, la del puente.
-¿Y nomás por eso?
-Sí, nomás.
-Chale.

El señor se muestra distraído y un poco nervioso. Pasamos alrededor de diez minutos hablando con frases cortas, cuando abren las puertas y se ven varios policías, unos 6 o 7. Uno me dice “mijo, ¿cuál de éstas es tu cámara?” y otro me enseña dos cámaras. “Esa, la negra, la del cordón roto” le digo, “la rota”, me dice uno, “mira, te la voy a poner aquí en tu bolsa” me la pone en la bolsa de la sudadera y me dice que me baje. Abren las rejas, uno me sujeta un brazo y otro el otro brazo, salto, y rápido me ponen los brazos en la espalda. Me ponen las esposas y entre dos me ayudan a subirme a otra patrulla, una ‘pick-up’, me dicen que me dé la vuelta y que salte a la caja, salto y entre los dos me ayudan a levantarme. “Mira, ahí en la esquina te vas a sentar, aquí en este cartoncito”, me dice el que me puso las esposas, y me pone un cartón que parece de pizza en el suelo. “Mira te voy a poner éstas, es por seguridad, porque a veces saltan y uno no sabe”, me pone unas esposas que unen las mías con una herradura que sobresale de la pared lateral de la caja. Al mismo tiempo el otro oficial sube al señor que iba conmigo, le ponen una esposa que va de su mano a la herradura del otro lado. “Ahí te lo encargo”, le dice un oficial de abajo al que estaba esposando al señor. Se bajan y cierran la caja, uno se sube al asiento del conductor, el otro camina hacia la otra puerta y le digo: “disculpe, oficial, si soy menor de edad, ¿también me van a llevar?”, “Ahorita te digo”. Se sube, encienden la patrulla, arranca y prende los códigos. Volteo al puente, y veo a la gente, algunos me toman vídeo, y me siento protegido por eso. Me río, porque no lo puedo creer. Me siento preocupado porque mi familia no sabe que me llevan.
Llegamos a “la 9”, se estacionan y se bajan de la patrulla, me quitan las esposas que me unen a la patrulla muy gentilmente pero me dejan las que unen mis manos, uno me pregunta:
-¿Tú también eres del #YoSoy132? ¿Andabas ahí?
-No, yo nomás andaba grabando.
-Jaja.

¿Qué le importa al grupo al que yo pertenezca? Me llevaron por estar grabando, no por manifestarme. Ningún policía me vio manifestándome, eso es lo grave del asunto. Me ayudan a bajarme porque sigo esposado, caminamos a un pasillo ancho y corto, con unas ventanillas. Siento bastante miedo, pero cuando veo a diez u once jóvenes que identifiqué del #YoSoy132 y otros que no conocía, sentados en el suelo, platicando, me tranquilicé bastante. “Siéntense ahí”, nos dice uno de los que nos llevaba. Nos sentamos y los policías se fueron a las ventanillas. En unos minutos regresa uno y le toma datos al señor. “¿Tú cómo te llamas?” me pregunta el otro; le doy mi nombre. Me pide mi edad, teléfono de casa, dirección, estado civil, y me pregunta si tengo tatuajes. Le pregunta al otro: “¿qué le pongo en delito, tú que le pusiste en (número)?” habla en código cifrado. “No sé, no le he puesto nada, hay que esperar a ver qué nos dicen”. No tengo ni la menor idea de lo que van a hacer, ni de qué es legal que hagan y qué no. Se van, pasan alrededor de 15 o 20 minutos, me quitan las esposas y se vuelven a ir. Otro policía que ya estaba ahí nos dice que mientras, nos vayamos quitando nuestras agujetas, cinturón y joyería. En la fila de personas que estaban enfrente de nosotros, identifico a un amigo, le digo que le mande un mensaje a mi hermano, que le diga que estoy ahí con ellos para que no se preocupe mi familia. De ahí se pasa el tiempo platicando con los demás, observando a los oficiales, escuchando sus groserías y prepotencias, charlando como si nada, etcétera.
Llega otra patrulla con tres detenidos más, uno extranjero, y otro es el reportero de TVES, se le nota un golpe en la frente. A uno de los que llegaron detenidos le pregunto que si qué nos van a hacer, y me dice que nos van a pasar con el juez en turno para determinar cuál fue nuestro delito y ver si habíamos tomado alcohol o consumido drogas. Dentro de los que arrestaron hay una alemana, que no sabe hablar mucho español. “Tú, ¿sabes hablar español?”, le pregunta el que nos dijo que nos quitáramos las agujetas. “No”. “¿Sabes o no sabes?”, “Nada”. El policía se ríe. Platico con el joven que lo estaban jalando hacia arriba de los brazos y empujando hacia abajo. “Me estaban haciendo palanca hacia arriba pues”, describe su arresto.
Después de cierto tiempo, una hora y media aproximadamente, la policía que había esposado al joven de la “No violencia”, la que le preguntó al oficial que me sostenía si yo era menor, pregunta por mi apellido, le digo que soy yo. “Pásale”, me dice; me paro y me dice que me espere recargado a la pared. Espero 5 minutos y entro, está un joven muy agradable, no muy grande de edad. Me pide confirmar mi nombre, me pregunta que si soy menor, le digo que sí, mientras él teclea cosas en la computadora. Me pregunta si consumí alcohol, drogas, si tengo agresiones físicas en el cuerpo y si pertenezco al grupo #YoSoy132. Le contesto que no a las cuatro preguntas. “De hecho, estaba filmando y un policía me detuvo y me arrancó la cámara” le enseño mi muñeca y el cordón roto de la cámara, “y por eso me trajeron”. “Aa ok”, dice el juez mientras asiente con la cabeza. Sigue tecleando. Me dice que me acerque y me pone una luz azul en el ojo derecho. Me dice que es todo. Salgo y otro oficial muy joven y respetuoso con camiseta gris me lleva por un pasillo. Observo las celdas, veo a 15 o 20 personas en una sola celda, me da mucho miedo. Veo otras dos o tres celdas completamente vacías, y no entiendo por qué los ponen a todos en una sola. Entro a otro cubículo, junto con otros dos muchachos sentados, y está una muchacha muy joven en una computadora. Platica con el oficial que me llevó, y escribe cosas con su teclado. Le dice a los dos muchachos que ya se pueden retirar, y me siento. La joven sigue platicando mientras continúa escribiendo. “(Mi apellido), ¿verdad?”, “Sí”, sigue escribiendo por dos o tres minutos y me dice que ya es todo. El oficial joven me acompaña a la salida, en el camino le pregunto:
-Disculpe oficial, si soy menor de edad, ¿es legal que me pongan esposas?
-Sí; es por tu propia seguridad y la del policía (me responde con una cara y tono serios).
-Ah, es que no sabía. Gracias.

Llegamos al final, le da una hoja a otro policía, se hacen preguntas, y me dice uno que ya es todo, que ya me puedo retirar. Le doy las gracias, me despido de mis amigos, y salgo. Afuera está mi hermano, varios periodistas y muchos simpatizantes y compañeros. Me da felicidad y me tranquilizo. Un reportero me entrevista. Llega mi familia y nos vamos.
Tengo que aclarar, que con excepción del señor de camiseta gris que me quitó la cámara, ningún otro oficial ni civil me atacó física ni verbalmente. Todos me trataron con respeto y hasta amabilidad. No sufrí ni tengo golpes u otras agresiones físicas. Tampoco me ofendieron. No dijeron ni una sola grosería que se dirigiera a mí. Ni siquiera me apretaron fuerte las esposas. Actuaban con un poco de arrogancia, eso sí.
Por otra parte, lo que hicieron fue totalmente ilegal. Detenerme por haber grabado un arresto, y que nadie hiciera nada, que todos los policías siguieran la corriente, es ilegal. Me da risa porque es una ridiculez la razón por la que fui detenido, si se le puede llamar razón a eso. Al mismo tiempo, me deja un sabor muy amargo de injusticia y corrupción. Una clara represión. Dejo abierta la interrogante, a manera de reflexionar, si esto ocurre hoy, ¿qué pasará después, cuando el presidente electo entre en turno, si el PRI ha sido calificado a lo largo de décadas por ser un partido de extrema represión, como se ha visto en los casos de Tlatelolco 68, “halconazo” 71, Aguas Blancas 95, Acteal 97, Atenco 2006, y una gran cantidad de sucesos más actuales, principalmente la represión del movimiento #YoSoy132 en diversos estados? Si se reprimen los derechos de libertad de expresión por parte de las autoridades municipales, ¿cómo será entonces cuando sea por parte de las autoridades federales? ¿Seguirá existiendo la “libertad de expresión”?
Con gusto de haber compartido mi testimonio, Rubén Alfonso Castañeda Martínez.



Síguenos en twitter @radioamlo

“Trollean” a Calderón con apuntadores láser durante el Grito LA REDACCIÓN 15 DE SEPTIEMBRE DE 2012

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Al encabezar esta noche el Grito de Independencia en el balcón de Palacio Nacional, el presidente Felipe Calderón fue apuntado insistentemente con punteros láser, desde la Plaza de la Constitución.
Durante el acto, se pudieron apreciar unas luces intensas de color verde que estaban dirigidas hacia el rostro del mandatario y los invitados que lo acompañaban.
Incluso cuando la familia de Calderón salió al balcón presidencial también fueron “trolleados”, término que se usa en las redes sociales.
Durante el Grito en el Zócalo capitalino integrantes de #YoSoy132 desplegaron mantas en protesta por el resultado de la elección presidencial del 1 de julio.
Luego de tomar casetas y dar su Grito en el Monumento a la Revolución, #YoSoy132 anunció que acudirían al Zócalo y que señalarían con luces láser al mandatario.
A pesar de que fue obvio que las luces apuntaban hacia el balcón, los medios televisivos que transmitían en vivo no comentaron el incidente.
Síguenos en twitter @radioamlo

Circulan en la red videos de lo que no se vio en El Grito de Independencia MARÍA LUISA VIVAS 17 DE SEPTIEMBRE DE 2012

MÉXICO, D.F. (apro).- En las redes sociales circulan al menos dos videos sobre lo que realmente sucedió la noche del pasado 15 de septiembre en la Plaza de la Constitución, durante la ceremonia del Grito de Independencia, y que las cámaras de Televisa y TV Azteca jamás vieron o no quisieron captar.
Subido a la red por miembros de #YoSoy132, uno de los videos muestra cuando un grupo de jóvenes despliega mantas contra el Presidente, mientras que otros no cejan de gritar “asesino”, “asesino”, asesino”.
Con el título de “Lo que realmente sucedió en el grito de independencia” que se difunde por el canal de YouTube de la Asamblea YoSoy132, presenta imágenes de jóvenes que, con mantas y carteles, gritan “¡Viva México sin PRI!” “¡Fraude, fraude!” y “¡Asesino, asesino!”, justo en el momento en que el presidente Calderón cumple con el ritual de cada 15 de septiembre.
La imagen capta también el momento en el que el mandatario fue apuntado insistentemente con señaladores láser.
Hasta el mediodía de este lunes el video había sido reproducido 438 mil 564 veces.
El otro video subido por el usuario autodenominado El Ojo de Vidrio, capta el momento en que elementos de la Policía Federal se encaran con un grupo de jóvenes que se manifestaban en la plancha del Zócalo, durante el cual algunas jóvenes mostraban su torso desnudo.
“Represión a manifestantes #YoSoy132 en el último gritito de don fecal” se titula el video que, según la descripción del usuario, el choque con los policías se dio luego de que las jóvenes mostraron sus senos ante la presencia de los asistentes en la Plaza de la Constitución, incluidos menores de edad.
En el video se aprecian los empujones y jaloneos entre federales y los jóvenes de #YoSoy132, quienes gritan “¡No violencia!”, “¡Déjenlo!”, “¡Asesino!” y “¡El pueblo, unido, jamás será vencido”!.
En la descripción el usuario escribió:
“Represión a manifestantes en el Zócalo de la Ciudad de México por mostrar sus torsos desnudos en presencia de niños según la Policía federal en un país de nota roja con fotos de cadáveres desnudos y destazados al lado de mujeres mostrando nalgas y tetas. En realidad por protestar contra los fraudes PAN-PRI de 2006 y 2012”.
Desde que fue subido a la red el domingo 16 de septiembre, al mediodía de este lunes, este video había sido reproducido 794 veces.
Ambos videos circulan en YouTube y Twitter con comentarios a favor y en contra de los integrantes del colectivo estudiantil.
video




Síguenos en twitter @radioamlo

El rumor, nueva arma del crimen GLORIA LETICIA DÍAZ 17 DE SEPTIEMBRE DE 2012

El efecto incendiario de los rumores que se difundieron entre el 4 y el 6 de septiembre en el oriente del Estado de México y en la delegación Iztapalapa del Distrito Federal paralizó la economía y causó pérdidas financieras. Dos líderes perredistas de Nezahualcóyotl afirman que la situación tiene también componentes políticos y que, con el auge del crimen organizado en la zona y la profunda desconfianza en las autoridades, el pánico se convirtió en un arma tan efectiva como las de fuego.
MÉXICO, D.F. (Proceso).- Una semana después de la sicosis generada por rumores de que se había desatado la violencia en el oriente del Estado de México, la tranquilidad no ha vuelto del todo.
Los habitantes de municipios de Nezahualcóyotl, Chicoloapan, Valle de Chalco, Chalco, Chimalhuacán, Los Reyes e Ixtapaluca reforzaron sus precauciones: procuran no llegar tarde a sus hogares ni circular después de las nueve de la noche, y varios negocios que antes de la zozobra de los días 4, 5 y 6 de septiembre se mantenían abiertos después de las 10 de la noche, optaron por cerrar una o dos horas antes.
Entrevistados por separado, el senador por esta entidad, Luis Sánchez Jiménez, y el alcalde electo de Nezahualcóyotl, Juan Zepeda Hernández, coinciden en que desde hace tres años la violencia del crimen organizado, el descontrol de la seguridad pública y la corrupción de las corporaciones policiacas mantienen en permanente incertidumbre a los mexiquenses. Lo dos perredistas le atribuyen esa herencia al exgobernador Enrique Peña Nieto, quien recientemente fue declarado presidente electo por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).
Zepeda Hernández sostiene que durante los tres últimos años han sido ejecutadas 200 personas en Nezahualcóyotl, 18 de ellas en agosto pasado. “Una cifra que no da el gobierno es que 40 policías municipales fueron asesinados por el crimen organizado”, enfatiza.
El presidente municipal electo, que tomará posesión en enero próximo, explica que en 2009, “cuando el PRI arrasó en los municipios del ‘corredor amarrillo’ y el ‘corredor azul’, el gobernador Enrique Peña Nieto les condicionó a los presidentes municipales electos el área de seguridad pública: él hace los nombramientos de los directores municipales desde Toluca. A partir de entonces vemos una descomposición en todo el Estado de México. La delincuencia, la inseguridad y La Familia Michoacana sientan sus reales; esta política de seguridad no varió con Eruviel Ávila”.
–¿Hubo complicidad de Peña Nieto y la hay con Eruviel Ávila?
–Todo se ha generado a partir de la omisión. No sé si por complicidad; no tengo los elementos para hablar de ello, pero a veces se es cómplice por acción y otras por omisión.
Luis Sánchez Jiménez, alcalde de Nezahualcóyotl de 2003 a 2006, apunta que en el oriente del Estado la Familia Michoacana suele cobrar derecho de piso a giros negros, y el paso a “bares, cantinas y discotecas, pero también a las estéticas, escuelas privadas, locatarios de mercados, tianguistas y hasta a los que venden tacos en la banqueta. Han asesinado a gente que se negó a darles dinero”.
El 3 de agosto pasado, la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) presentó al presunto operador de La Familia Michoacana Juan Carlos Muñoz, El Pariente, quien habría declarado que esa organización se asentó en el oriente de la entidad en 2009 y obtenía más de 4 millones de pesos mensuales por la venta de drogas, así como 150 mil por extorsiones. El detenido aceptó su responsabilidad en 23 ejecuciones cometidas en Netzahualcóyotl.
Sin embargo, la invasión del grupo michoacano a territorio mexiquense fue detectada en 2008. En una averiguación previa de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), de la Procuraduría General de la República (PGR), se establece que testigos protegidos aseguraron que “son los altos mandos de policías de distintos niveles los que se encargan de cuidar que los rivales de La Familia Michoacana no invadan el territorio. Cuando eso ocurre, los agentes secuestran o eliminan a los competidores; y cuando algún funcionario ordena cerrar alguna narcotiendita, ellos mismos se encargan de reabrir el negocio en otro sitio” (Proceso 1806).

Componente político

El martes 4, tras un enfrentamiento entre mototaxistas de San Vicente Chicoloapan y militantes de Antorcha Popular (la organización priista antes llamada Antorcha Campesina) que ocasionó dos muertes, grupos de personas comenzaron a difundir por altavoces y personalmente que se preparaban ataques contra la población y los comercios. Primero se dijo que la agresión provenía de Antorcha Popular, pero después se habló de acciones armadas de La Familia Michoacana.
Vecinos de las delegaciones capitalinas Iztapalapa, Tláhuac e Iztacalco, limítrofes con la zona oriental mexiquense, también fueron víctimas de esos actos de amedrentamiento.
El miedo paralizó la región. De acuerdo con diversos medios de comunicación, por esos días de sicosis la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) reportó pérdidas de 25 millones de pesos en establecimientos de Iztapalapa y de 90 millones en Nezahualcóyotl, municipio donde cerraron nueve de cada 10 negocios. La Coordinación de Organizaciones para el Mejoramiento del Transporte en el Estado de México informó que entre 15 mil y 23 mil trasportistas no dieron servicio en Chicolpapan, Los Reyes, Nezahualcóyotl y Chimalhuacán, lo que representó una merma de 15 a 20 millones de pesos en sus ingresos.
Hasta ahora la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) es la única dependencia que abrió una investigación previa, por ataques a la paz pública, contra José Luis Peña Navarro, Juan Ramón Sánchez Torrijos, David Guerrero Padilla y Eugenia Mayné Osorio López.
Estas cuatro personas fueron sorprendidas la noche del jueves 6 cuando, desde un automóvil y con altavoces, sembraban la alarma sobre los supuestos ataques armados de antorchistas y de la delincuencia organizada en la colonia Agrícola Oriental. Los detenidos declararon que personas no identificadas les pagaron 400 pesos por difundir esos mensajes.
Hasta el sábado 8, el gobernador mexiquense Eruviel Ávila Villegas señaló que estos acontecimientos “nos deben obligar a reflexionar” en el uso de las redes sociales. Añadió que el Estado de México está “en paz y en calma”.
En la sesión del martes 11, el senador Luis Sánchez Jiménez propuso un punto de acuerdo para que Ávila Villegas informe al Senado de lo que ocurrió del 4 al 6 de septiembre, sobre las investigaciones iniciadas por su gobierno y de los daños económicos derivados de los rumores en los municipios de Nezahualcóyotl, Chicoloapan, Texcoco, Ixtapaluca, Los Reyes, Chimaulhuacán, Valle de Chalco, Chalco y Tlalmanalco.
Asimismo, el legislador pidió que Ávila dé cuenta de las primeras indagatorias por las muertes de dos personas en el enfrentamiento entre mototaxistas y militantes de Antorcha Popular, organización que “ha sido apoyada por los gobernadores en turno del Estado de México”.
En la propuesta, que fue turnada a la Comisión de Seguridad Pública, Sánchez Jiménez también pidió la intervención del gobierno de Felipe Calderón para iniciar un operativo de seguridad en los municipios de la zona metropolitana.
La opacidad del gobierno mexiquense “da lugar a que se formulen otras hipótesis de los rumores, que podrían tener tintes políticos”, dice el senador Sánchez Jiménez en entrevista.
“Es probable que el gobierno actual sea el responsable de la divulgación de rumores para disminuir la presencia de Antorcha Popular… Hay un pleito muy fuerte entre Eruviel y los antorchistas, reflejado en los resultados electorales de julio pasado en Texcoco, donde por el PRI compitió Manuel Cadena, exsecretario de Gobierno de Arturo Montiel.
“El PRI quedó en el tercer lugar, lo que no sólo se puede explicar por una negociación entre Eruviel e Higinio Martínez (exlíder del PRD), que por Movimiento Ciudadano ganó a través de una de sus cercanas, Delfina Gómez Álvarez”.
Según el legislador, “hay una queja muy fuerte de Manuel Cadena de que le jugaron mal, porque Cadena siempre ha defendido a los antorchistas; con él crecieron mucho durante el gobierno de Montiel, y con Peña Nieto se fortalecieron”.
Sánchez Jiménez refuerza su sospecha con las declaraciones de personas que vieron a policías municipales y estatales reproducir el rumor de que los antorchistas se organizaban para golpear y asaltar a los ciudadanos. También se dio a conocer que hay correos electrónicos de que “suspenden actividades hasta nuevo aviso”, enviados el miércoles 5 por Servicios Educativos Integrados al Estado de México (SEIEM) a las escuelas de nivel preescolar.
Agrega el legislador: “Investigué con primarias y secundarias, y confirmé que los directores no recibieron ese correo. Después hablaron con los directores de preescolar para corregir la información, pero al día siguiente los directivos volvieron a recibir llamadas telefónicas para que no asistieran el 6”.
La táctica del terror

Desde septiembre de 2008 el periodista Ricardo Ravelo dio cuenta de las incursiones de La Familia Michoacana en el Estado de México, durante el gobierno de Enrique Peña Nieto. De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública federal, en aquel entonces había aproximadamente 5 mil narcotienditas en la entidad.
Al principio, La Familia Michoacana entró con Los Zetas a ese territorio para disputárselo al Cártel de Sinaloa, que mantuvo el control durante la administración de Arturo Montiel. Escindido del Cártel del Golfo y de Los Zetas en 2007, el grupo michoacano se dio a conocer a través de narcomensajes en innumerables víctimas. El abandono de 24 personas ejecutadas en un paraje de La Marquesa el 12 de septiembre de 2008 fue una de sus acciones más estremecedoras.
Pero La Familia Michoacana no sólo controla el tráfico de estupefacientes en el estado; también “financia sus actividades con el robo a transportes de carga; extorsiones, la piratería el cobro a empresarios de los giros negros, como table dance, casas de citas y de masajes; cantinas con venta de droga, picaderos y otros negocios ilícitos” (Proceso 1664).
En la Edición Especial número 25 de Proceso (julio de 2009), se documenta que la expansión en La Familia Michoacana en el Estado de México fue acompañada de una estrategia de terror dirigida hacia la población. Los narcos “secuestraron e impusieron cuotas a comerciantes y empresarios que oscilaban entres los 40 mil y 200 pesos”, mientras que muchos jóvenes fueron reclutados hasta por 5 mil pesos diarios para vender droga en motocicletas proporcionada por el cártel.
La violencia en los últimos tres años no recayó exclusivamente en el oriente de la entidad, advierte el legislador Luis Sánchez. Según el reporte que dio a conocer el Inegi sobre los homicidios por entidad federativa ocurridos de 2005 a 2011, el Estado de México destaca con 13 mil 164 asesinatos. De esa cifra, 6 mil 584 (casi 50%) se cometieron entre 2009 y 2011.
“El fundamento de la sicosis es el miedo. La violencia que vivimos es imparable. Hay asesinatos en el Estado de México, en general. Es la herencia de Peña Nieto, porque La Familia Michoacana entró con él”.
Por su parte, el alcalde electo de Nezahualcóyotl, Juan Zepeda, agrega: “La gente tiene temor porque sabe que una versión de esa naturaleza… puede ocurrir en Netzahualcóyotl, en los Reyes en San Vicente, en Chalco, porque esa descomposición en la seguridad pública ha permeado el tejido social, particularmente en los sectores más vulnerables, que no tienen confianza en las autoridades y mucho menos en la policía”.


Síguenos en twitter @radioamlo

Reforma laboral: Los señuelos de Felipe Calderón

Arturo Alcalde Justiniani

La iniciativa de reforma laboral de Calderón exhibe una marcada incongruencia entre la exposición de motivos y el contenido desarrollado en sus artículos. Se apoya en un conjunto de declaraciones sin ningún efecto práctico, que buscan confundir, haciendo creer que la enmienda logrará más empleo y mayor competitividad. Su texto específico, muy distinto a lo que varios comunicadores afirman, es un intento por reducir el costo de mano de obra, abatir la estabilidad en el empleo, favorecer el despido barato e incrementar el sistema de control empresarial sobre la contratación colectiva.

El principal señuelo consiste en hablar de trabajo decente, igualdad de género, modernización procesal y de conceptos como dignidad en el trabajo y productividad, cuando sus efectos reales generarían más precariedad e incapacidad para construir relaciones laborales decentes, sustentadas en una negociación colectiva auténtica.

Los verdaderos autores de la iniciativa (cinco abogados de la Confederación Patronal de la República Mexicana, Coparmex) buscan lograr, entre otros, cuatro objetivos torales: El primero pretende suprimir la responsabilidad patronal a través de una subcontratación sin protección. Si bien en la iniciativa se afirma que este nuevo régimen busca evitar la evasión y elusión del cumplimiento de obligaciones a cargo del patrón, la verdad es que pretende encubrir las obligaciones de los beneficiarios del servicio a través de una triangulación con los llamados subcontratistas, que sólo están obligados a cumplir con los derechos mínimos, salario mínimo y seguridad social.

En cinco artículos –13, 15A, 15B, 15C y 15D– se destruyen los principios básicos que rigen las relaciones laborales, que parten de la premisa de que quien se beneficia del trabajo de otro, es el verdadero patrón y asume responsabilidades como tal. Se propone encubrir esta obligación con un contrato mercantil, que revierte las cargas laborales al subcontratista, quien normalmente es una figura simulada para que el verdadero patrón se escabulla. En realidad, lo que se pretende es abrir la puerta legal para homologar a la baja las condiciones de trabajo. De aprobarse la iniciativa, el subcontratismo se convertirá en el régimen común porque no está debidamente regulado, el futuro será tan sólo de derechos mínimos; por otro lado se afectan el fisco y el régimen de seguridad social.

Ver mas


Síguenos en twitter @radioamlo

No demoralizarse, pide AMLO a los simpatizantes de Morena

"Nos dolió mucho este nuevo fraude, pero seguiremos adelante"

Foto
Andrés Manuel López Obrador, durante el congreso distrital de Morena en Copilco El AltoFoto Yazmín Ortega Cortés
Roberto Garduño
Periódico La Jornada
Lunes 17 de septiembre de 2012, p. 5

El Movimiento Regeneración Nacional (Morena) es el único instrumento para transformar a México. ¡Debemos seguir adelante, no desmoralizarnos! Nos dolió mucho este nuevo fraude, pero por mucho que nos haya dolido, tenemos que seguir adelante, sostuvo Andrés Manuel López Obrador.

El sábado anterior, en una casa de la colonia Copilco El Alto, delegación Coyoacán, 406 delegados de Morena se reunieron para realizar el congreso del distrito 23 para elegir a sus representantes al congreso estatal, que se llevará a cabo en octubre en el Distrito Federal. Lo mismo ocurrirá en los restantes 299 distritos electorales del país.

Ahí, ante la solidaridad e incluso júbilo de mujeres, hombres, ancianos y jóvenes, López Obrador anunció la participación en todo el país de 125 mil delegados que habrán de elegir a 2 mil 500 de sus compañeros al congreso nacional, que se realizará el 19 y 20 de noviembre en la ciudad de México, donde se determinará si Morena continúa como asociación civil o se transforma en partido político.

Los delegados del distrito al que pertenece López Obrador, le tributaron un coro de reconocimiento: ¡Es un honor luchar con Obrador! Cada uno de los delegados, entre ellos el propio político tabasqueño, depositó en las urnas instaladas en la casa –que los fines de semana sirve como salón de fiestas– las papeletas para elegir a los delegados al congreso del Distrito Federal.

De los nueve electos, López Obrador fue el que recibió mayor respaldo; momentos antes se había propuesto que fuera electo por unanimidad; no obstante, el ex candidato presidencial sugirió que se mantuviera el método de elección en urnas para dar mayor transparencia al proceso.

Al dirigir un mensaje a los asistentes, aclaró que la decisión de convertir a Morena en partido político, o mantenerlo como asociación civil, será de todos, de manera democrática, por medio de los 300 congresos distritales que habrán de llevarse a cabo en fecha próxima.

Él no se manifestó por ninguna de las dos opciones, sabedor de que si así fuera significaría enviar al resto de sus seguidores una señal antidemocrática. Y reiteró: Vamos a elegir de manera libre y secreta; este es el tema más importante, de eso depende mucho el buen desempeño de Morena.

Insistió en que será necesario que los dirigentes del movimiento actúen con principios e ideales, anteponiendo el interés de la nación a los intereses personales, por más legítimos que éstos sean. Si tenemos buenos dirigentes, tendremos futuro para Morena; es clave que con mucho cuidado analicemos y decidamos quiénes van a ser los consejeros que van a participar en los congresos estatales y nacional.

Pidió a quienes pretenden convertirse en dirigentes de Morena, que no sólo hablen y hablen, sino que actúen, porque la política es pensamiento y acción.

Demandó a los integrantes de Morena que no decaigan en el ánimo y en el entusiasmo por transformar de fondo el país. Lo nuestro es profundo, por eso nos cierran el paso, aunque se destruya el país y se desgracie a los mexicanos... Esto es una forma de vida, podemos seguir y ser felices luchando por la felicidad de otros. Vamos adelante, no nos desanimemos, es un batallar diario. Se avanza y se tiene que resistir, hay caídas, nos levantamos, recomenzamos y así hasta la victoria final.

Al final, López Obrador fue abordado por los reporteros quienes le preguntaron si convertir a Morena en partido representa la obtención de recursos económicos. Nosotros no nos vamos a pelear con nadie, mucho menos con nuestros compañeros; cuestionaremos a los políticos tradicionales o a los medios que tienen compromiso con el poder, respondió.

Ver mas

Síguenos en twitter @radioamlo

Reforma laboral de Calderón, catálogo de reveses a las conquistas de obreros: estudio

El análisis defiende la iniciativa presentada a la Cámara de Diputados por el PRD

Periódico La Jornada
Lunes 17 de septiembre de 2012, p. 15

Las iniciativas de reforma laboral presentadas al Congreso el primero de septiembre por el presidente Felipe Calderón y la que propuso la semana pasada la fracción parlamentaria del Partido de la Revolución Democrática (PRD) –apoyada por sindicatos de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT)– tienen diferencias sustanciales. Esta última plantea la reducción de la jornada laboral de 48 a 40 horas; el aumento del salario mínimo conforme al costo de la vida y que se revise este incremento no sólo una vez, sino varias veces al año, y se mantenga la estabilidad en el empleo.

En tanto, la reforma de Calderón no plantea mejoría en prestaciones y en cambio propone diversas condiciones que darían inestabilidad en el empleo para los trabajadores, como son la contratación flexible y las facilidades para el despido, incluso sin indemnización, indicó la UNT.

En un comparativo que realizó esta organización se expone que en pocos puntos coinciden ambas iniciativas. Uno de ellos es impulsar la capacitación y adiestramiento, así como la productividad en el trabajo.

Sin embargo, la reforma apoyada por el PRD habla, por ejemplo, de la sustitución de las Juntas de Conciliación y Arbitraje por jueces laborales dependientes del Poder Judicial, a fin de mejorar la impartición de justicia laboral y poner fin al tripartidismo en los órganos que dirimen conflictos obrero patronales, que en la práctica han significado la sujeción de las juntas a los gobiernos que aplican la ley con criterios feudales, orientados más al control operativo que a la aplicación del estado de derecho.

Ver mas

Síguenos en twitter @radioamlo

Reformas peligrosas

Ayer, ante la Liga de Economistas Revolucionarios (LER), el coordinador de la fracción priísta en San Lázaro, Manlio Fabio Beltrones, apremió a aprobar las reformas estructurales promovidas por Enrique Peña Nieto, con el argumento de que sin reformas no avanzaremos y el país permanecerá en la mediocridad de los últimos años en materia de crecimiento, empleo y seguridad pública. Asimismo, criticó el bajísmo nivel de crecimiento económico que ha prevalecido en los últimos 12 años... que dio lugar a un desempleo masivo y a un incremento de la pobreza y la desigualdad.

Es pertinente recordar que los indeseables fenómenos mencionados por el legislador –el crecimiento mediocre, el incremento del desempleo y la pobreza, así como la crisis de seguridad pública– no comenzaron hace 12 años, en 2000, con la llegada del panista Vicente Fox a la Presidencia, sino hace 30, en 1982, con el arribo a Los Pinos del priísta Miguel de la Madrid, y se agudizaron hace 24, cuando éste fue sucedido por su correligionario Carlos Salinas de Gortari, el cual empezó a aplicar en México, de manera abierta e implacable, los postulados del llamado consenso de Washington. Las administraciones subsiguientes, priístas y panistas, no han hecho más que profundizar y extender el modelo neoliberal al conjunto de la economía, con las consecuencias ampliamente conocidas y sufridas por la mayor parte de la población: apertura indiscriminada de los mercados internos, cierre masivo de empresas, devastación del agro, eliminación de casi toda la propiedad pública, pérdida de derechos y conquistas laborales, demolición de la política social y su remplazo por programas clientelares para el control electoral de los más desfavorecidos, devastación de los sistemas públicos de salud y educación, ahondamiento de las desigualdades sociales, multiplicación de la pobreza, la miseria y el desempleo; surgimiento, en pocos lustros, de unas cuantas fortunas que se cuentan entre las mayores del mundo, descomposición institucional progresiva y un creciente acotamiento de la soberanía nacional en todos los órdenes.

Aunque la seguridad pública se ha deteriorado en forma sostenida desde el sexenio de Salinas, en el de Calderón confluyeron en un punto de catástrofe el desastre social dejado por un cuarto de siglo de políticas neoliberales, la corrupción institucional, la falta de comprensión de los fenómenos delictivos y el déficit de representatividad y legitimidad de las instancias oficiales.

Ver mas

Síguenos en twitter @radioamlo

Morena

Arnaldo Córdova

Para muchos, el discurso de Andrés Manuel López Obrador el domingo 9 de septiembre pasado fue una despedida (¿de quién o a dónde?), para otros se trató de una ruptura (¿con quién o respecto de qué?). No hubo nada de eso. Él dijo: “… en esta nueva etapa de mi vida, voy a dedicar toda mi imaginación y trabajo a la causa de la transformación de México. Lo haré desde el espacio que representa Morena. Por esta razón, me separaré de los partidos del Movimiento Progresista. No se trata de una ruptura, me despido en los mejores términos. Me separo de los partidos progresistas con mi más profundo agradecimiento a sus dirigentes y militantes”.

Gran parte del discurso está dedicada, precisamente, al tema del fortalecimiento, consolidación y organización de Morena. Anunció incluso el camino que se seguirá para ello: la realización de asambleas distritales y luego estatales hasta culminar con un congreso nacional de representantes que tendrá lugar los días 19 y 20 de noviembre. Se inicia, así, todo un proceso deliberativo en el que se decidirá, dijo López Obrador, si continúa como una asociación civil o se constituye en partido político. Semejante proceso organizativo no podría sino desembocar en la formación de un nuevo partido (incluso siguiendo los lineamientos de la legislación electoral).

Todo ello tiene su lógica y encuentra su origen más lejano en las movilizaciones que López Obrador realizó desde antes de 2006. Aquellos procesos de credencialización de simpatizantes del líder tabasqueño anticiparon lo que años después tomó la forma del Movimiento Regeneración Nacional (Morena). Hubiera sido coherente que aquellas movilizaciones de masas se hubiesen realizado sobre la base de la estructura política y territorial de los partidos de izquierda, en particular del partido al que él pertenecía, el PRD; pero no hubo tal. Con algunas excepciones, el futuro candidato presidencial de la izquierda hizo su trabajo de difusión y de organización él solo.

Como no podía ser de otra manera, el movimiento se desarrolló y comenzó a consolidarse al ritmo de las movilizaciones. Las estructuras organizativas, endebles al principio, se fueron conformando y fortaleciendo hasta que el propio movimiento comenzó a ser el motivador y el organizador de la lucha electoral a nivel nacional. Los partidos, también con algunas excepciones, se dedicaron sobre todo a las campañas por los puestos de elección popular. Desde luego, ellos fueron los que financiaron la campaña nacional, pero su organización y desarrollo correspondieron sobre todo al candidato y al movimiento.

Ver mas

Síguenos en twitter @radioamlo

No repitamos la historia

John M. Ackerman

El guión de 1988 se repite. Así como Carlos Salinas después de 1988 quiso borrar las huellas del fraude con la creación de organismos con autonomía simulada, como el Instituto Federal Electoral (IFE) y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), hoy Enrique Peña Nieto también busca tender una cortina de humo con nuevos organismos autónomos en materia de transparencia y combate a la corrupción. Simultáneamente, Andrés Manuel López Obrador recurre a la estrategia que Cuauhtémoc Cárdenas utilizó al fundar el Partido de la Revolución Democrática (PRD), promoviendo un nuevo partido político como vehículo para articular el descontento social y disputar el poder político a la coalición gobernante.

Pero el México de 2012 ya no es el mismo de 1988. Lo que hace 24 años generó cierta legitimidad y esperanza hoy es recibido con escepticismo y desánimo. Durante los últimos cinco lustros hemos visto cómo tanto partidos políticos como órganos autónomos rápidamente pierden la brújula y son cooptados por intereses oscuros.

El IFE y el PRD tuvieron sus épocas de oro en el auspicio de las causas sociales más nobles. Por ejemplo, entre 1996 y 2003 la valentía de los cinco consejeros electorales del pentágono del IFE logró contrarrestar el inmovilismo burocrático promovido por los consejeros más cercanos al priísmo: José Woldenberg, Mauricio Merino y Jacqueline Peschard. Asimismo, todos recordamos la destacada participación de la fracción parlamentaria del PRD durante la histórica 57 Legislatura (1997-2000), la primera en la que el PRI no contaba con mayoría absoluta en la Cámara de Diputados. En aquellos años, la izquierda encabezó una amplia alianza opositora al régimen del partido del Estado que transformó la negociación y aprobación del presupuesto federal, modernizó el Congreso de la Unión y mantuvo al Ejecutivo federal bajo estricta vigilancia externa.

Ver mas

Síguenos en twitter @radioamlo
TERTULIAS CONTRA LAS REFORMAS A LA LEY DEL TRABAJO #ReformaLaboral
18 Y 19 DE SEPTIEMBRE
"CLUB DE PERIODISTAS" (Filomeno Mata #8 Col. Centro)
19:00 hrs.

Contaremos con la presencia de:
Porfirio Martínez, Arturo Alcalde, Rosario Ortíz, Benedicto Martínez Orozco,
Francisco Bravo, Luisa Alcalde, Manuel Fuentes,

María A. Heredía, Alfonso Bouzas, Benito Mirón, Jorge Fernández Souza, Gerardo Villanueva,
Manuel Oropeza, Joaquín Ortega, Roberto Rico y Humberto Montes de Oca.

Invitan: Para Leer en Libertad AC y PRD-DF
Síguenos en twitter @radioamlo

Jaque de López Obrador

Jesús Cantú

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Andrés Manuel López Obrador tomó la decisión que había anticipado desde febrero del 2011, cuando solicitó licencia al PRD por no compartir la decisión de una eventual alianza con el PAN para competir en las elecciones para gobernador del Estado de México, y con ello colocó en una encrucijada a los partidos de izquierda (PRD, PT y MC) y, muy particularmente, a los militantes de estos partidos que aspiran a ser candidatos a la Presidencia de la República en 2018.

Basta revisar las votaciones que obtuvieron los candidatos de la coalición Movimiento Progresista en la pasada contienda electoral para observar que el aspirante a la Presidencia tuvo casi 2.2 millones de votos más que los candidatos al Senado y casi 2.4 millones más que los aspirantes a las diputaciones. Así, entre 14 y 15% de los casi 15.9 millones de votos que obtuvo AMLO no se los debe a los simpatizantes de los tres partidos que lo postularon, sino eventualmente al llamado voto útil y/o a su trabajo y carisma personal.

En cuanto al voto útil, es de llamar la atención que el verdaderamente perjudicado con esta sangría fue el candidato presidencial del Panal, Gabriel Quadri, quien perdió 700 mil votos con respecto a los aspirantes a senadores y casi 900 mil con respecto a los candidatos a diputados; y en segundo lugar se ubicó la abanderada blanquiazul, Josefina Vázquez Mota, quien recibió casi medio millón de sufragios menos que los candidatos panistas al Senado y casi 200 mil menos que los aspirantes a diputados.

Pero no todos esos votos se fueron para la izquierda, pues Enrique Peña Nieto también cosechó más sufragios que sus candidatos a legisladores: casi 700 mil más que los aspirantes al Senado y casi 200 mil más que los postulados a diputaciones.

Como sea, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) tiene más de 1 millón de votos asegurados, lo que le bastaría para conservar el registro en la elección de diputados de 2015. A esto hay que agregar los sufragios que logre arrebatar a los tres partidos de izquierda, con lo que el Movimiento Ciudadano puede llegar a la pérdida de su registro, pues hay que recordar que en 2009 apenas consiguió 2.6% de los votos, a pesar del apoyo decidido de AMLO; el PT llegó a 3.9, con lo cual tiene más colchón

Ver mas

Síguenos en twitter @radioamlo